Violencia Doméstica y Abusos I parte

Violencia Doméstica y Abuso

Los signos de abuso y Relaciones Abusivas

La violencia doméstica y el abuso le puede ocurrir a cualquiera, sin embargo, el problema es a menudo pasado por alto, excusado, o negado. Esto es especialmente cierto cuando el abuso es psicológico, no físico. El darse cuenta y reconocer los signos de una relación abusiva es el primer paso para acabar con ella. Nadie debe vivir con el miedo a la persona que ama. Si usted se reconoce o alguien que conoce sufre los siguientes signos de advertencia y descripciones de abusos, búsquele solución, porque hay ayuda disponible.

Comprender la violencia doméstica y el abuso

El abuso doméstico , también conocido como el abuso conyugal, se produce cuando una persona en una relación íntima o de matrimonio intenta dominar y controlar a la otra persona. El abuso doméstico, que incluye la violencia física se denomina violencia doméstica .

La violencia doméstica y el abuso se utilizan para un propósito y un solo propósito: ganar y mantener el control total sobre usted. Un abusador no “juega limpio.” Los abusadores usan el miedo, la culpa, la vergüenza y la intimidación para desgastarla y mantenerla bajo su dominación. Su abusador también puede amenazar o hacer daño a los que te rodean.

La violencia doméstica y el abuso no discrimina. Ocurre entre las parejas heterosexuales y parejas del mismo sexo. Ocurre en todas las edades, etnias y niveles económicos. Y mientras que las mujeres son más comúnmente víctimas, los hombres también son maltratados, sobre todo verbal y emocionalmente, aunque a veces incluso físicamente también. La conclusión es que la conducta abusiva nunca es aceptable, ya que viene de un hombre, una mujer, un adolescente o un adulto mayor. Usted se merece sentirse valorado, respetado y seguro.

Reconocer el abuso es el primer paso para obtener ayuda

El abuso doméstico a menudo se intensifica a partir de las amenazas y abuso verbal a la violencia. Y mientras que una lesión física puede ser el peligro más obvio, las consecuencias emocionales y psicológicas de la violencia doméstica también son graves. Relaciones emocionalmente abusivas pueden destruir su autoestima, conducir a la ansiedad y la depresión, y hacer que se sienta impotente y solo. Nadie debería tener que soportar este tipo de dolor, y el primer paso para liberarse es el reconocimiento de que su situación es abusivo. Una vez que se reconoce la realidad de la situación de abuso, entonces usted puede conseguir la ayuda que necesita.

Los signos de una relación abusiva

Hay muchas señales para detectar una relación abusiva. El signo más revelador es el miedo a su pareja. Si usted siente que tiene que caminar sobre cáscaras de huevo alrededor de su pareja-en constante observación de lo que dice y hace con el fin de evitar una amenaza o un golpe- es probable que su relación no sea saludable y  sí abusiva. Otros signos de que usted puede estar en una relación abusiva incluyen una pareja que le menosprecie o trata de controlarle, así como los sentimientos de auto-odio, impotencia y desesperación.

Para determinar si su relación es abusiva, responda las siguientes preguntas. Cuantas más respuestas “sí”, lo más probable es que usted esté en una relación abusiva.

SIGNOS  que advierten que usted tiene en una relación abusiva
Sus Pensamientos y Sentimientos interiores Actitud de Desprecio y Desconsideración de su pareja
Usted:¿Siente miedo de su pareja la mayor parte del tiempo? Su pareja:¿La humilla o le grita?
¿Evita ciertos temas por miedo de enojar a su pareja? ¿La critica y o la pone por los suelo?
¿Siente que no puede hacer nada bien para su pareja? ¿Te tratan tan mal que se siente avergonzado ante sus amigos o familiares ?
¿Cree que usted merece ser lastimada o maltratada? ¿Ignora o reprimime sus opiniones o logros?
¿Te has preguntado si eres tú la que estás “loca”?   ¿La culpa de su propio comportamiento abusivo?
¿Se siente emocionalmente anulada o indefensa?  ¿Te ve como una propiedad o un objeto sexual y no como a una persona?
Comportamiento o amenazas violentas de su pareja Comportamiento de Control de su pareja
Su pareja:¿Tiene un temperamento malo e impredecible? Su pareja:Su actuación es excesivamente celosa y posesiva?
¿Le hace daño, o amenaza con lastimarla o matarla? ¿Controla a donde va o lo que hace?
¿La amenaza con quitarle a los niños o hacerles daño? ¿Le impide ver a sus amigos o familiares?
¿Amenazar con suicidarse si te vas? ¿Limita su acceso al dinero, el teléfono o el coche?
¿Te obligan a tener relaciones sexuales? ¿Destruye sus pertenencias?

El maltrato físico y la violencia doméstica

Cuando la gente habla acerca de la violencia doméstica, a menudo se refieren al abuso físico del cónyuge o de la pareja. El abuso físico es el uso de la fuerza física en contra de alguien de una forma que lesione o ponga en peligro a esa persona. El daño físico o maltrato es un delito, ocurra dentro o fuera de la familia. La policía tiene el poder y la autoridad para protegerle de los ataques físicos.

El abuso sexual es una forma de abuso físico

El abuso sexual se produce ante cualquier situación en la que se ven obligados a participar en una actividad sexual no deseada, complicada o degradante. Las relaciones sexuales forzadas, incluso si es por un cónyuge o un miembro de la pareja con la que usted también tiene relaciones sexuales consensuadas, es un acto de agresión y violencia. Además, las personas que sufren por parte de su pareja abusos físicos y sexuales corren un mayor riesgo de ser gravemente heridos o muertos.

Sigue siendo un abuso. . .

  • Los incidentes de abuso físico que parecen de menor importancia en comparación con los que usted ha leído o visto en la televisión o escuchado a otras mujeres que lo hablan. No hay una forma “mejor” “peor” de abuso físico, usted puede resultar gravemente herido como resultado de ser empujado, por poner un ejemplo.
  • Los incidentes de abuso físico sólo han ocurrido una o dos veces en la relación. Los estudios indican que si su cónyuge / pareja le ha herido una vez, lo más probable es que seguirá haciéndolo.
  • Las agresiones físicas se detuvieron cuando se convirtió en pasivo a cambio de  renunciar a su derecho a expresarse como desee, poder moverse libremente y ver a los demás y poder tomar decisiones. ¡No es una victoria si tiene que renunciar a sus derechos como persona para seguir con su pareja a cambio de no ser atacada!
  • No ha habido ningún tipo de violencia física. Muchas mujeres son agredidas emocional y verbalmente. Esto puede ser igual de aterrador y es a menudo más confuso para tratar de entenderlo.

Fuente: Rompiendo el Silencio: Manual para víctimas de violencia en Nebraska (Breaking the Silence: a Handbook for Victims of Violence in Nebraska)

Abuso emocional: Es un problema más grande de lo que piensa

Cuando la gente piensa en la violencia doméstica, a menudo se imaginan sólo a las mujeres maltratadas que han sido agredidas físicamente. Pero no todas las relaciones abusivas implican violencia. El hecho de que no sean maltratadas y golpeadas no significa que no esté siendo víctima de abusos. Muchos hombres y mujeres sufren de abuso emocional, que no es menos destructivo. Desafortunadamente, el abuso emocional a menudo se minimiza o se pasa por alto, incluso por la persona que está siendo víctima del abuso.

Entender el abuso emocional

El objetivo del abuso emocional es socavar sus sentimientos de autoestima y su independencia. Si es víctima de abuso emocional, usted puede sentir que no hay manera de salir de la relación o que no tiene nada sin su pareja.

El abuso emocional incluye abuso verbal , como gritar, insultar, culpar y avergonzar. El aislamiento, la intimidación y el comportamiento de control también forman parte del abuso emocional. Además, los maltratadores que usan el abuso emocional o psicológico a menudo hacen amenazas de violencia física u otras similares si no hace lo que ellos quieren. 

Se puede pensar que el abuso físico es mucho peor que el abuso emocional, ya que la violencia física puede enviarle al hospital y dejar cicatrices. Pero, las cicatrices de abuso emocional son muy reales, y profundas. De hecho, el abuso emocional puede ser tan perjudicial como el abuso físico, a veces incluso más.

El abuso económico o financiero: Una forma sutil de abuso emocional

Recuerde, la meta de un abusador es el controlarte y él o ella con frecuencia utilizará el dinero para hacerlo . El abuso financiero o económico incluye:

  • Rígido control de sus finanzas
  • La retención del dinero o de las tarjetas de crédito
  • Hacer que cuente cada céntimo que gaste
  • La retención de las necesidades básicas (alimentos, ropa, medicamentos, vivienda)
  • La restricción de  una asignación
  • Le impide trabajar o la elección de su propia carrera
  • Sabotear su trabajo (lo que falta al trabajo, llamando constantemente)
  • Robarle o quitarle el dinero

El comportamiento violento y abusivo es una elección del abusador

A pesar de lo que mucha gente cree, la violencia doméstica y el abuso no es debido a la pérdida de la persona que abusa de control sobre su comportamiento. De hecho, el comportamiento abusivo y la violencia es una elección deliberada hecha por el abusador para poder controlarte.

Los abusadores utilizan una variedad de tácticas para manipularte y ejercer su poder:

  • Dominación – Las personas abusivas necesitan sentirse dueñas de la relación. Ellos tomarán las decisiones por usted y su familia, le dirá qué hacer y esperan que obedezcas sin rechistar. Su abusador puede tratarle como a un criado, un hijo o incluso como su posesión.
  • Humillación – Un abusador hará todo lo que pueda para hacer que se sienta mal consigo mismo. Después de todo, si usted cree que no vale nada y que nadie más le va a querer, es menos probable que le deje. Los insultos y las humillaciones públicas son algunas de las armas de abuso diseñadas para erosionar tu autoestima y que te hacen sentir impotente.
  • Aislamiento – Con el fin de aumentar su dependencia de él o ella, una pareja abusiva intentará cortar su relación con el mundo exterior. Él o ella puede impedirle ver a la familia o amigos, o incluso impedir que vaya al trabajo o a la escuela. Es posible que tenga que pedir permiso para hacer cualquier cosa, ir a cualquier parte, o ver a alguien.
  • Amenazas – Los abusadores suelen utilizar amenazas para mantener a sus parejas  y disuadirles de que los abandonen o para asustarlos de los cargos que le pueden caer. Su abusador puede amenazar con lastimarle a usted o a sus hijos u otros miembros de la familia e incluso a mascotas. Él o ella también puede amenazar con suicidarse, presentar cargos falsos en contra de usted, o mandar informes a los servicios de protección de la  infancia.
  • Intimidación – Su abusador puede utilizar una variedad de tácticas de intimidación diseñadas para asustarle y que caiga en la sumisión. Estas tácticas incluyen hacer miradas amenazadoras o gestos, rompiendo cosas en frente de usted, destrucción de la propiedad o haciendo daño a sus mascotas e incluso enseñarle algún arma. El mensaje claro es que si usted no obedece, habrá consecuencias violentas.
  • La negación y la culpa – Los abusadores son muy buenos para excusar lo inexcusable. Ellos culpan su comportamiento abusivo y violento auna mala infancia, un mal día e incluso a las víctimas de su abuso. Su pareja abusiva puede minimizar el abuso o negar que se haya producido. Él o ella comúnmente intentan trasladar la responsabilidad a ustedes: De alguna manera, su comportamiento violento y abusivo es tu culpa.

Los abusadores son capaces de controlar su comportamiento, lo hacen todo el tiempo

  • Los abusadores escogen de quién abusar. Ellos no insultan o amenazan a todo el mundo. Por lo general abusan de las personas más cercanas a ellos, a los que dicen amar.
  • Los abusadores eligen cuidadosamente cuándo y dónde abusar. Ellos se controlan a sí mismos hasta que no hay nadie más alrededor para ver su comportamiento abusivo. Pueden actuar como si todo estuviese bien en público, pero arremeten instantáneamente tan pronto como usted está solo.
  • Los abusadores son capaces de detener su comportamiento abusivo cuando les beneficia. La mayoría de los abusadores no están fuera de control. De hecho, son capaces de detener de inmediato su comportamiento abusivo cuando les favorece hacerlo (por ejemplo, cuando la policía aparece o su jefe le llama).
  • Los abusadores violentos suelen dirigir sus golpes donde no se vean. En lugar de actuar con una rabia ciega, muchos abusadores físicamente violentos apuntan cuidadosamente sus patadas y puñetazos donde  los moretones y las marcas no se mostrarán.

Be Sociable, Share!