El niño superdotado

Niños con Alta Capacidad

Desde hace algún tiempo se ha aceptado abandonar el término de “Superdotado” y usar el de “Alta capacidad”, por ser más adecuado y adaptarse más a la realidad.

Lewis Terman, el creador de la prueba Stanford-Binet de inteligencia, estudió desde la infancia hasta la edad adulta de la vida de 1.500 niños superdotados del Estado de California en la primera mitad del siglo XX. Observó que los niños superdotados tenían menos interés que los niños normales de participar en juegos que requerían la interacción social. Terman atribuyó este mayor grado de autosuficiencia al hecho de que eran más capaces de entretenerse. Asimismo, indicó que la adaptación social le era más difícil a un niño con alta capacidad y que para lograr una adaptación normal el niño tenía que tener una personalidad muy bien equilibrada y excelentes habilidades sociales.

Los juegos que pueden ser preferidos por un niño “superdotado” como cuestionarios, rompecabezas, ajedrez, damas, generalmente no son de interés para los demás niños, como resultado del esfuerzo intelectual que requieren. Por eso, cuando los niños con diferentes intereses y preferencias se colocan juntos en la misma clase del colegia, el de alta capacidad aparece como menos sociables, tal vez porque ya ha perdido el interés en juegos en que los otros todavía encuentran aceptables y divertidos.

Además observó, en todo el grupo de alta capacidad, una tendencia a la soledad que él considerará intencionada. Terman también observó que los niños de mayor coeficiente intelectual (por encima de 170) no manifiestan en sus calificaciones el excelente nivel que de ellos se esperaría. Por el contrario, algunos de ellos tenían calificaciones normales o malas.

Entre los aspectos investigados estababan la honestidad y la sinceridad. Se encontró que los niños superdotados lograron altos niveles en este sentido, lo que a veces les hicieron tener problemas, ya que se consideraron como de “mala educación”.

En la década de 1920, Leta Hollingworth hizo un estudio de los niños con un mayor coeficiente intelectual de 180, que ha proporcionado resultados interesantes acerca de los problemas que encuentran estos niños en un ambiente escolar convencional. Estos niños, dijo Hollingworth, fueron considerados como que no prestaban atención (falta de atención), no seguían el trabajo de clase y socialmente inmaduros.

Terman había observado actitudesno convenientes y  pereza en los sujetos de su estudio. Hollingworth postula que no había tal pereza, sino más bien una falta de motivación causada por un trabajo de clase que no les atraía y mucho menos que les excitase y que les acostumbraba a esforzarse poco en el aprendizaje y el trabajo.

Ella llegó a la conclusión de que, en realidad, los niños superdotados no eran perezosos, pero estaban aburridos y desmotivados porque se les dio un trabajo en clase que habían dominado mucho antes que sus compañeros.  Por lo general, expone Hollingworth, un niño al que se le dio una tarea demasiado fácil para él, trataría de evitar el aburrimiento soñanado despierto o con burlas a sus compañeros de clase.

Un hallazgo interesante de Hollingworth fue que tener que estudiar con los niños de menor capacidad y estar sujeto a la autoridad de los maestros sin la capacidad adecuada tiene un efecto sobre la personalidad. El resultado del trabajo escolar demasiado fácil para los niños con alta capacidad fue que ellos no adquirieron el hábito del esfuerzo o del trabajo duro.

 

Sacado de: Science & Self-improvement

 

Be Sociable, Share!