Anorexia Nerviosa. Parte I Signos y síntomas

Anorexia Nerviosa

Signos, síntomas, causas y tratamiento

Es humano desear tener un buen aspecto o deseear un “look” diferente. Pero cuando la preocupación por la delgadez se adueña de sus hábitos alimenticios, los pensamientos y de su vida, es un signo de un trastorno alimentario. Cuando usted tiene anorexia nerviosa, el deseo de perder peso se vuelve más importante que cualquier otra cosa. Puede incluso perder la capacidad de verse a sí mismo como realmente es.

 

La anorexia es un trastorno alimentario grave que afecta a mujeres y hombres de todas las edades. Puede dañar su salud e incluso poner en peligro su vida. Pero sepa que no está solo, hay ayuda disponible cuando esté en disposición de cambiar su situación. El tratamiento le ayudará a sentirse mejor y aprender a valorarse a sí mismo.

¿Qué es la anorexia nerviosa?

La anorexia nerviosa es un trastorno alimenticio complejo con tres características clave:

  • Rechazo a mantener un peso corporal saludable
  • Un miedo intenso a aumentar de peso
  • Una imagen corporal distorsionada

A causa de su temor a engordar o disgustada con la forma de su cuerpo, comer y la hora de comer pueden ser muy estresantes. Y, sin embargo, lo que puede y no puede comer es prácticamente todo lo que puede pensar.

Los pensamientos acerca de la dieta, los alimentos y su cuerpo pueden ocupar la mayor parte de su tiempo, que se lo quitará a estar con los amigos, familiares y otras actividades que antes disfrutaba. La vida se convierte en una búsqueda incesante de la delgadez y lleva a los extremos la necesidad de perder peso.

No importa lo delgada que esté, nunca es suficiente.

Mientras que las personas con anorexia suelen negar que tienen un problema, la realidad es que la anorexia es un trastorno alimentario grave y potencialmente mortal. Afortunadamente, la recuperación es posible. Con el tratamiento y el apoyo adecuado, usted o alguien que usted quiere puede romper el patrón autodestructivo de la anorexia y recuperar la salud y la seguridad en sí mismo.

Tipos de anorexia nerviosa

Hay dos tipos de la anorexia: La restrictiva y la de purga. En el tipo restrictivo, la pérdida de peso se consigue mediante la restricción de calorías (siguiendo dietas drásticas, ayuno, y ejercicio en exceso). En el tipo de purga, la pérdida de peso se consigue mediante el vómito o uso de laxantes y diuréticos.

¿Eres anoréxica?

  • ¿Se siente gorda a pesar de que la gente te dice que no lo está?
  • ¿Está aterrorizada por aumentar de peso?
  • ¿Miente sobre cuánto come u oculta sus hábitos alimenticios a los demás?
  • Están sus amigos o familia preocupados por su pérdida de peso, sus hábitos alimenticios, o por su aspecto?
  • ¿Te pones a dieta, haces ejercicios compulsivamente o te purgas cuando te sientes abrumado o mal contigo mismo?
  • ¿Se siente mejor y controlada cuando no come, hace ejercicio en exceso o se purga?
  • ¿Se basa su autoestima en el peso o el tamaño de su cuerpo?

El peso o la comida no son la causa

Lo creas o no, la anorexia no es debida a la comida o el peso, al menos no se basa en ello. Los trastornos alimenticios son mucho más complicado que eso. La comida y las cuestiones relacionadas con el peso son síntomas de algo más profundo: alteraciones del estado de ánimo como la depresión, la soledad, la inseguridad, la presión por ser perfecto, etc. son a menudo alguna de las causas de este trastorno. Causas que ningun tipo de dieta o pérdida de peso puede curar.

¿La anorexia es una necesidad en su vida?

Es importante entender que la anorexia responde a una necesidad en su vida. Por ejemplo, usted puede sentirse impotente en muchas facetas de su vida, pero puede controlar lo que come. Decir “no” a los alimentos, para tener hambre y el controlar su número de talla puede hacer que se sienta fuerte y exitosa, al menos por un corto tiempo. Puede incluso llegar a disfrutar de sentir hambre como recordatorio de que posee un “talento especial” y que la mayoría de la gente no lo puede lograr.

La anorexia también puede ser una manera de distraerse de las emociones difíciles. Cuando pasa la mayor parte de su tiempo pensando en la comida, la dieta y la pérdida de peso, usted no tiene que hacer frente a otros problemas en su vida o hacer frente a las emociones complicadas.

Desafortunadamente, cualquier sensación agradable que percibe por morirse de hambre o perder algunos kilos es extremadamente corta. La dieta y la pérdida de peso no puede reparar la autoimagen negativa que la persona anoréxica se ha formado de sí misma. La única manera de hacerlo es identificar la necesidad emocional que la auto-inanición cumple y encontrar otras maneras de satisfacerla.

 

La diferencia entre la dieta y la anorexia
Dieta Saludable Anorexia
La dieta saludable es un intento de controlar el peso. La anorexia es un intento de controlar su vida y emociones.
Su autoestima se basa en algo más que la imagen corporal y el peso. Su autoestima se basa totalmente en cuánto pesa y lo delgada que es.
Ve la pérdida de peso como una forma de mejorar su salud y apariencia. Usted ve la pérdida de peso como una forma de alcanzar la felicidad.
Su objetivo es perder peso de una manera saludable. Ser delgada es todo lo que importa, la salud no es una preocupación.

 

Signos y síntomas de la anorexia

El vivir con la anorexia significa que usted está constantemente ocultando sus hábitos. Esto hace que al principio sea difícil para los amigos y familiares detectar los signos de advertencia. Cuando se den cuenta, cómo podrá explicar su alimentación desordenada y evitar sus preocupaciones. A medida que progresa la anorexia, las personas cercanas a usted no serán capaces de negar que algo está mal y usted tampoco debería hacerlo.

Conforme se desarrolla la anorexia, usted se convierte en una persona cada vez más preocupada por el número de su talla, en ¿cómo te ves en el espejo y en lo que puedes y no puedes comer.

Signos y síntomas de una conducta alimentaria anoréxica

  • Hacer dieta a pesar de estar delgada – Siguiendo una dieta severamente restringida. Comer sólo ciertos alimentos bajos en calorías. Desechar alimentos “malos”, como los hidratos de carbono y grasas.
  • Obsesión con las calorías, gramos de grasa y la nutrición – Leer las etiquetas de los alimentos, midiendo y pesando las porciones, manteniendo un diario de alimentos, la lectura compulsiva de libros de dietas.
  • Fingiendo que come o mentir acerca de lo que come – Esconder o tirar comida para evitar comer. Inventar excusas para terminar las comidas (“Me han servido demasiado” o “Mi estómago no se siente bien.”).
  • Preocupación por la comida – Constantemente pensando en la comida. Cocinar para los demás, recogiendo recetas, leyendo revistas de alimentos o haciendo planes de comida mientras que después come muy poco.
  • Rituales alimenticios extraños o secretos – Negarse a comer en torno a otros o en lugares públicos. Comer siguiendo rituales rígidos (por ejemplo, cortando los alimentos en trocitos muy pequeños, masticar los alimentos y escupirlo, etc.).

El aspecto y la imagen corporal: signos y síntomas anoréxicos

  • Pérdida de peso significativa – la pérdida de peso rápida, drástica, sin causa médica.
  • Sentirse gordo, a pesar de tener el peso bajo – Puede sentirse con sobrepeso, en general, o simplemente “demasiado gordo” en ciertos lugares, como en el estómago, las caderas o los muslos.
  • Fijación sobre la imagen corporal – Obsesionado con el peso, la forma del cuerpo o el tamaño de la ropa. Frecuentes pesajes y preocupación por pequeñas fluctuaciones en el peso.
  • Criticar duramente la apariencia – Pasar mucho tiempo delante del espejo para comprobar defectos. Siempre tiene algo que criticar. Nunca se ve lo suficientemente delgada.
  • Negar de que estás demasiado delgada – Usted puede negar que su bajo peso corporal es un problema, al tratar de ocultarlo (bebiendo mucha agua antes de pesarse, usar ropa holgada o de gran tamaño).

Purgar: signos y síntomas

  • El uso de píldoras para dieta, laxantes o diuréticos – Abusar de diuréticos, inhibidores del apetito, los estimulantes, jarabe de ipecacuana y otros medicamentos para la pérdida de peso.
  • Vomitar después de comer – desapariciones frecuentes después de las comidas o para ir al baño. Puede hacer correr el agua para disimular los sonidos de los vómitos o disimulando oler que ha vomitado con enjuagues bucales o pastillas de menta.
  • Ejercicio compulsivo – Dirigido a castigar quemar las calorías. Hacer ejercicio a pesar de las lesiones, enfermedades y del mal tiempo. Trabajando en exceso después de los atracones o de comer algo “malo”.

La historia de María

María tiene diecisiete años, ella ha estado pasando de una dieta a otra desde que estaba secundaria. Ella acaba de perder 10 kilos de un cuerpo ya delgado y después de convertirse en una estricta vegetariana. Sus padres están preocupados por la pérdida de peso, pero María insiste en que ella sólo está un poco más delgada debido al estrés en la escuela. Mientras tanto, su dieta vegetariana es cada vez más estricta.

María calcula obsesivamente las calorías, las porciones de alimentos y se pesa por lo menos dos veces al día. Ella se niega a comer en los restaurantes, en la cafetería de la escuela o en cualquier otro lugar público y vive sólo de ensaladas aliñadas con vinagre, tortas de arroz y sin azúcar. María también tiene un gran alijo de caramelos sin azúcar en su habitación. Ella se complace tanto tiempo de ella misma que se va a correr justo después.

Anorexia nerviosa causas y factores de riesgo

No hay respuestas simples a las causas de la anorexia y otros trastornos alimentarios. La anorexia es una condición compleja que surge de una combinación de muchos factores sociales, emocionales y biológicos. Aunque la idealización de la cultura de la delgadez juega un papel importante, hay muchos otros factores que contribuyen, incluyendo el entorno familiar, dificultades emocionales, baja autoestima y ​​las experiencias traumáticas que puede haber tenido en el pasado.

Las causas psicológicas y los factores de riesgo para la anorexia

Las personas con anorexia suelen ser perfeccionistas y con méritos adicionales. Ellos son “buenos” hijas e hijos que hacen lo que se les dice, se destacan en todo lo que hacen y se centran en complacer a los demás. Pero mientras ellos parecen tenerlo todo, en el interior se sienten impotentes, inadecuados e inútiles. A través de su visión muy crítica, si no son perfectas, son un fracaso total.

Las presiones familiares y sociales

Además de la presión cultural para ser delgada, hay otras presiones familiares y sociales que pueden contribuir a la anorexia. Esto incluye la participación en una actividad que demanda esbeltez, como el ballet, la gimnasia o el ser modelo. También incluye tener padres excesivamente controladores, que pusieron mucho énfasis en la apariencia, la dieta para sí mismos o criticar los cuerpos y apariencia de sus hijos. Sucesos estresantes en la vida como el inicio de la pubertad, una ruptura o irse de la escuela también pueden desencadenar la anorexia.

Causas biológicas de la anorexia

La investigación sugiere que pude haber una predisposición genética a la anorexia, puede ser hereditaria. Si una chica tiene un hermano con anorexia, tiene de 10 a 20 veces más probabilidades que la población general de desarrollar una anorexia. La química del cerebro también juega un papel importante. Las personas con anorexia tienden a tener altos niveles de cortisol, la hormona del cerebro más relacionada con el estrés y los niveles de serotonina y noradrenalina, que están asociados con unos sentimientos de bienestar disminuidos.

Principales factores de riesgo para la anorexia nerviosa

  • La insatisfacción corporal
  • Una dieta estricta
  • La baja autoestima
  • Dificultad para expresar sentimientos
  • Perfeccionismo
  • Relaciones familiares con problemas
  • Antecedentes de abuso sexual o físico
  • Antecedentes familiares de trastornos de la alimentación

Be Sociable, Share!