Alcoholismo y Abuso de Alcohol

Signos, síntomas y ayuda para personas con problemas con el alcohol

No siempre es fácil de ver cuando su consumo de alcohol ha cruzado la línea de uso moderado o social a problemas con el alcohol. Pero si consume alcohol para hacer frente a las dificultades o para evitar sentirse mal, está en un territorio potencialmente peligroso.El alcoholismo y el abuso de alcohol pueden sorprenderle, así que es importante estar al tanto de las señales de alerta y tomar medidas para reducir si los reconoce. Asumir el problema es el primer paso para superarlo.

 

La comprensión del alcoholismo y del abuso de alcohol

El alcoholismo y el abuso de alcohol se deben a muchos factores interconectados, incluyendo la genética, la forma en que se plantearon, su entorno social y su salud emocional. Algunos grupos raciales, como los indios americanos y nativos de Alaska, están en mayor riesgo que otras etnias de desarrollar la adicción al alcohol. Las personas que tienen antecedentes familiares de alcoholismo o que se asocian estrechamente con los grandes bebedores son más propensos a desarrollar problemas con la bebida. Por último, aquellos que sufren problemas de salud mental como la ansiedad, la depresión o el trastorno bipolar son también particularmente en riesgo, ya que el alcohol puede ser utilizado para automedicarse.

¿Tiene usted un problema con la bebida?

Es posible que tenga un problema con la bebida si …

  • Se siente culpable o avergonzado por su forma de beber.
  • Miente a otros u oculta sus hábitos de consumo.
  • Tiene amigos o familiares que están preocupados por su forma de beber.
  • Necesite beber para relajarse o sentirse mejor.
  • Tiene “Lagunas en la memoria” u olvida lo que hizo mientras estaba bebiendo.
  • Bebe regularmente más de lo previsto.

Dado que beber es común en muchas culturas y los efectos varían tan ampliamente de una persona a otra, no siempre es fácil de averiguar dónde está la línea entre el consumo social y tener problemas con el alcohol. La línea de roja está en cómo el alcohol le afecta. Si su consumo de alcohol le está causando problemas en su vida, usted tiene un problema con la bebida.

Los signos y síntomas del abuso de alcohol

Expertos en abuso de sustancias hacen una distinción entre el abuso del alcohol y el alcoholismo (también llamado dependencia del alcohol). A diferencia de los alcohólicos, los adictos al alcohol tienen cierta capacidad para fijar límites a su manera de beber. Sin embargo, su consumo de alcohol sigue siendo auto-destructivo y peligroso para ellos mismos o para otros. 

Los signos y síntomas del abuso de alcohol incluyen:

  • Descuidar repetidamente sus responsabilidades en el hogar, el trabajo o la escuela a causa de su consumo de alcohol. Por ejemplo, un mal desempeño de las tareas en el trabajo, no asistir a clases, descuidar a sus hijos o saltarse los compromisos porque estás con resaca.
  • Tomar alcohol en situaciones en las que es físicamente peligroso, tales como beber y conducir, operar cin maquinaria en estado de ebriedad o mezclar el alcohol con los medicamentos recetados contra las órdenes del médico.
  • Experimentar problemas legales reiterados debido a su forma de beber. Por ejemplo, ser arrestado por conducir bajo la influencia del alcohol o por conductas no deseables como consecuecia de su ebriedad o causar desórdenes.
  • Continuar bebiendo a pesar de que su consumo de alcohol está causando problemas en sus relaciones. Emborracharse con sus amigos, por ejemplo, a pesar de que usted sabe que a su esposa le va a ser muy molesto, o enfrentarse con su familia porque no les gusta la forma de actuar cuando bebe.
  • Beber como una forma de relajarse o desestresarse. Muchos problemas con la bebida comienzan cuando las personas usan el alcohol para auto-calmarse y aliviar el estrés. Emborracharse después de cada día de estrés, por ejemplo, o usar la bebida cada vez que tiene una discusión con su cónyuge o jefe.

El camino desde el abuso de alcohol al alcoholismo

No todos los que abusan del alcohol se convierten en alcohólicos en toda regla, pero es un gran factor de riesgoA veces, el alcoholismo se desarrolla repentinamente en respuesta a un cambio estresante, como una separación, jubilación o una gran pérdida. Otras veces, observa gradualmente como su tolerancia al alcohol aumenta. Si usted es un bebedor empedernido o bebe todos los días, los riesgos de desarrollar alcoholismo son mayores.

Los signos y síntomas del alcoholismo (dependencia del alcohol)

El alcoholismo es la forma más grave de tener problemas con el alcohol. El alcoholismo incluye, además de todos los síntomas del abuso de alcohol,  un elemento más: la dependencia física del alcoholSi depende de alcohol para funcionar o se siente físicamente obligado a beber, eres un alcohólico.

Tolerancia: La primera gran señal de peligro del alcoholismo

¿Tiene que beber mucho más de lo acostumbrado para poder conseguir los mismos efectos o para sentirse relajado? ¿Puede beber más que otras personas sin emborracharse? Estos son signos de tolerancia, que pueden ser una señal temprana del alcoholismo. La tolerancia significa que, con el tiempo, se necesita más y más alcohol para sentir los mismos efectos.

Retiro: La segunda gran señal de advertencia de alcoholismo

¿Necesita un trago para calmar los temblores por la mañana? Beber para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia es un signo de alcoholismo y una enorme bandera roja, la mayor señal de alarma. Cuando se bebe en exceso, el cuerpo se acostumbra al alcohol y aparecen los síntomas de abstinencia al alcohol y experimenta estos síntomas si se deja de beber. Estos incluyen:

  • Ansiedad o nerviosismo
  • Temblores o estremecimientos
  • Transpiración
  • Náuseas y vómitos
  • Insomnio
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Pérdida del apetito
  • Dolor de cabeza

En casos severos, la abstinencia del alcohol también puede producir alucinaciones, confusión, convulsiones, fiebre y agitación. Estos síntomas pueden ser peligrosos, así que hable con su médico si usted es un bebedor y quiere dejar de beber.

Otros signos y síntomas del alcoholismo (dependencia del alcohol)

  • Ha perdido el control sobre su consumo de alcohol. A menudo se bebe más alcohol de lo que quería, por más tiempo de lo previsto, a pesar de decirte a ti mismo que no lo harías.
  • Usted quiere dejar de beber, pero no puede. Usted tiene un deseo persistente de reducir o dejar su consumo de alcohol, pero sus esfuerzos para dejar de beber no han tenido éxito.
  • Usted ha renunciado a otras actividades debido a alcohol. Está gastando menos tiempo en actividades que solían ser importantes para usted (salir con los amigos y la familia, ir al gimnasio, aficiones) a causa de su consumo de alcohol.
  • El alcohol ocupa una gran parte de su energía y concentración. Usted pasa mucho tiempo bebiendo, pensando en ello o recuperándose de sus efectos. Usted tiene pocos o ningún interés o implicaciones sociales que no giren en torno a la bebida.
  • Usted bebe aun cuando sabe que le está causando problemas. Por ejemplo, usted reconoce que el uso de alcohol es perjudicial para su matrimonio, que su depresión empeora o que le causa problemas de salud, pero continúa bebiendo de todos modos.

 

La negación y los Problemas con la bebida

La negación es uno de los mayores obstáculos para obtener ayuda por abuso del alcohol y el alcoholismo. El deseo de bebida es tan fuerte que la mente encuentra muchas formas de racionalizar la bebida, incluso cuando las consecuencias negativas son obvias. Por que le impide analizar honestamente su comportamiento y sus efectos negativos, la negación también exacerba los problemas relacionados con el alcohol y el trabajo, las finanzas y las relaciones personales.

Si usted tiene un problema con la bebida, puede negarlo por:

  • Subestimar drásticamentte cuánto bebe
  • Minimizando las consecuencias negativas de su consumo de alcohol
  • Quejándose de que familia y amigos están exagerando el problema
  • Echarle la culpa de su consumo de alcohol o de los problemas relacionados con la bebida a los demás

Por ejemplo, usted puede culpar a un ‘jefe desleal “de los problemas en el trabajo” o ‘a una esposa que regaña’ a sus problemas maritales, en lugar de mirar cómo su consumo de alcohol está contribuyendo al problema. Si bien el trabajo, problema en las relaciones y las tensiones financieras le suceden a mucha gente, un patrón general de deterioro y culpar a los demás puede por ello puede ser una señal de problemas con el alcohol.

Si usted intenta racionalizar sus hábitos de consumo, mintiendo acerca de ellos, o se niega a discutir del tema, tómese un momento para considerar por qué está tan a la defensiva. Si realmente cree que no tiene un problema, no debería haber ninguna razón para que usted tenga que ocultar su consumo de alcohol o excusarse por su uso.

Cinco mitos sobre el alcoholismo y el abuso de alcohol

Mito # 1: Puedo dejar de beber en cualquier momento que quiera.

Tal vez usted puede; anque lo más probable es que no pueda. De cualquier manera, es sólo una excusa para seguir bebiendoLa verdad es que usted no quiere parar. Decirte a ti mismo puedo dejarlo te hace sentir más control, a pesar de que todas las pruebas indican lo contrario y sin importarte el daño que te está haciendo. 

Mito # 2: Mi bebida es mi problema. Yo soy el que lo padece, así que nadie tiene el derecho de decirme que tengo que parar.

Es cierto que la decisión de dejar de beber depende de usted. Pero se estás engañando a si mismo si piensa que el consumo de alcohol no le hace daño a nadie más que a a usted. El alcoholismo afecta a todos los que están a su alrededor, en especial a las personas más cercanas. Su problema es su problema.

Mito # 3: No bebo todos los días, así que no puedo ser un alcohólico. O yo sólo bebo vino o cerveza, así que no puedo ser un alcohólico.

El alcoholismo no se define por lo que bebes, cuando se bebe, ni siquiera por la cantidad que bebe. Son los efectos de su consumo de alcohol los que definen el problema. Si su consumo de alcohol está causando problemas en su casa o su trabajo y su vida, usted tiene un problema con la bebida, sea lo que sea lo que usted beba a diario o si sólo lo hace los fines de semana, por “chupitos” de tequila o porque beba vino, por beber tres botellas de cervezas al día o tres botellas de whisky .

Mito # 4: No soy un alcohólico porque tengo un trabajo y lo estoy haciendo bien.

Usted no tiene que ser una persona sin hogar y o vivir sobre cartones para que sea un alcohólico. Muchos alcohólicos son capaces de mantener un trabajo, conseguir éxitos en la escuela o mantener a su familias. Algunos incluso son capaces de sobresalir. Pero sólo porque usted es un alcohólico de alto funcionamiento, no significa que usted no esté poniendose a si mismo o a otros en peligro. Con el tiempo, más temprano que tarde, los efectos se pondrá al día con usted.

Mito # 5: Beber no es una adicción “real” como el abuso de drogas.  

El alcohol es una droga y el alcoholismo es tan perjudicial como la adicción a las drogasLa adicción al alcohol provoca cambios en el cuerpo y el cerebro, y el abuso de alcohol a largo plazo puede tener efectos devastadores en su salud, su profesión y sus relaciones. Los alcohólicos padecen una abstinencia física cuando dejan de beber, al igual que los usuarios de drogas lo hacen cuando dejan de tomarlas.

Efectos del alcoholismo y el abuso de alcohol

Alcoholismo y abuso de alcohol puede afectar a todos los aspectos de tu vida. El consumo de alcohol a largo plazo puede causar complicaciones de salud graves, que afectan a casi todos los órganos del cuerpo, incluyendo el cerebro. Problemas con el alcohol también puede dañar su estabilidad emocional, las finanzas, carrera, y su capacidad de construir y mantener relaciones satisfactorias. Alcoholismo y abuso de alcohol también pueden tener un impacto en su familia, sus amigos y la gente que trabaja.

Los efectos del alcoholismo y el abuso de alcohol en las personas que amas

Los efectos del alcoholismo y el abuso de alcohol en las personas que amasA pesar del daño potencialmente letal que beber en exceso puede tener sobre su salud -incluyendo el cáncer, problemas del corazón y enfermedades hepáticas- las consecuencias sociales pueden ser tan devastadoras como las físicas. Los alcohólicos y personas que abusan del alcohol son mucho más propensas a divorciarse, tener problemas de violencia doméstica, de desempleo y vivir en la pobreza.

Pero incluso si usted es capaz de tener éxito en el trabajo o mantenga su matrimonio, no se pueden obviar  los efectos que el alcoholismo y el abuso de alcohol tiene sobre sus relaciones personales. Los problemas con la bebida suponen una enorme presión sobre las personas más cercanas a usted.

 

A menudo, los miembros de la familia y amigos cercanos se sienten obligados a cubrir a la persona que tiene problemas con la bebida. Así que toman sobre si mismos la carga de tapar sus líos, mintiendo por usted, o trabajar más para llegar a fin de mes. Fingiendo que no pasa nada y esconder todos sus miedos y resentimientos pueden tener una enorme carga emocional. Los niños son especialmente sensibles y pueden sufrir traumas emocionales de larga duración cuando un padre o cuidador es un alcohólico o un gran bebedor.

 

Obtener ayuda para el alcoholismo o el abuso del alcohol

Si usted está dispuesto a admitir que tiene un problema con la bebida, ya ha dado el primer paso. Está adquiriendo una gran fortaleza y ​​el coraje suficiente para enfrentarse al abuso del alcohol y al alcoholismo en su cabeza. Tender la mano a una ayuda o apoyo es el segundo paso.

Si usted decide ir a rehabilitación, o programas de autoayuda, cualquier otra terapia, o prefiere a tomar un tratamiento autodirigido, el apoyo es esencial. Recuperarse de la adicción al alcohol es mucho más fácil cuando se tiene gente que puede inclinarse por darle el aliento, el consuelo y la guía que necesita. Sin apoyo, es fácil volver a caer en los viejos hábitos cuando las cosas se ponen difíciles.

Su continua recuperación depende de la continuación del tratamiento de salud mental, el aprendizaje de estrategias para afrontar su problema mental y físico y tomar mejores decisiones cuando trata de los problemas con los que se enfrenta en su vida. Con el fin de mantenerse libre de alcohol a largo plazo, en primer lugar, también tendrá que hacer frente a los problemas de fondo que le llevaron a su alcoholismo o abuso de alcohol.

Esos problemas podríanser:  la depresión , una incapacidad para manejar el estrés, un trauma no resuelto de su niñez, o cualquier problema de salud mental. Estos problemas pueden ser más notables cuando ya no estás usando alcohol para encubrirlos. Pero usted estará en una posición más saludable para finalmente abordar estos problemas y buscar la ayuda que necesita.

 

Cómo ayudar a un ser querido con el alcoholismo o el abuso del alcohol

Si alguien que usted ama tiene un problema con la bebida, puede ser que esté luchando con una serie de emociones dolorosas, incluyendo la vergüenza, el miedo, la ira y la auto-culpa. El problema puede ser tan abrumador que parece más fácil ignorarlo y pretender que nada está tan mal. Pero a largo plazo puede ser más perjudicial para usted, para otros miembros de la familia y para la persona con el problema de la bebida.

Lo que no se debe hacer

  • No intente castigar, amenazar, sobornar o predicar.
  • No trate que sea un mártir. Evite las apelaciones emocionales que sólo pueden aumentar los sentimientos de culpa y la obsesión por beber o usar otras drogas.
  • No tape o invente excusas para el bebedor alcohólico o sus problemas o protegerlo de las consecuencias reales de su comportamiento.
  • No tome más de sus responsabilidades, lo que les deja sin sentido de la importancia o la dignidad.
  • No ocultar. ni vaciar botellas, tirar las bebidas o evitar refugios donde ellos tienen alcohol.
  • No discuta con la persona cuando se vean afectados.
  • No trate de beber junto con el bebedor.
  • Por encima de todo, no se sienta culpable o responsable de la conducta de otro.

Adaptado de: National Clearinghouse for Alcohol & Drug Information

Tratar problemas con el alcohol de un ser querido puede ser como una montaña rusa emocional. Es vital que usted tenga cuidado de si mismo y obtener el apoyo que necesita. También es importante contar con la gente que pueda hablar honesta y abiertamente de lo que estás pasando.

Un buen lugar para comenzar es unirse a un grupo como Al-Anon, un grupo de apoyo gratuito para las familias de afrontan problemas de alcoholismo. Escuchar a los demás con los mismos problemas puede ser una gran fuente de consuelo y apoyo. También se puede acudir a los amigos de confianza, un terapeuta, o personas en su comunidad religiosa.

  • No se puede obligar a alguien a quien amas a dejar de abusar del alcohol. Por mucho que usted  lo pueda desear y tan difícil como es de aceptar, no se puede hacer que alguien deje de beber. La elección depende de ellos.
  • No hay que esperar que la persona deje de beber y mantenerse sobrios sin ayuda. Su ser querido necesitará tratamiento, apoyo y nuevas estrategias para afrontar y superar un serio problema de alcoholismo.
  • La recuperación es un proceso continuo. La recuperación es un camino lleno de baches, lo que requiere tiempo y paciencia. Un alcohólico no se convertirá por arte de magia en una persona diferente una vez que sobrio. Y los problemas que llevaron al abuso de alcohol son los primeros que tendrán que ser afrontados.

Admitir que hay un problema serio, puede ser doloroso para toda la familia, no sólo el que abusa del alcohol. Pero no te avergüences. Usted no está solo. El alcoholismo y el abuso de alcohol afecta a millones de familias, de toda clase social, razas cultura y cultura . Pero hay ayuda y apoyo disponible para usted y su ser querido.

 

Adaptado de: Helpguide

Be Sociable, Share!